P o r t a l  d e  i n f o r m a c i ó n  t r a n s e x u a l
 
       
 
Historia de una `` niña ´´ diferente 

Un día tal como el 5 de julio de 1983 nació una niña en el hospital Virgen de la Vega en Salamanca capital ya su madre le notaria algo particular el día de su nacimiento ya que no se quiso hacer cargo de ella, (bueno ironía a parte) nació del seno de una mujer que quizás por decirlo de alguna manera no se consideraría que fuese a ser una madre ejemplar por muchas razones entre ellas quizás las más destacables seria que estaba sumergida en el mudo de las drogas y solo contaba con 17 años de edad. A los 21 se sumergió también en la prostitución, de alguna manera era tal vez una niña que dio a luz a otra.

De la niña mayor poco más que contar excepto que no quiso saber nada mas sobre la más pequeña. 

De la pequeña si se puede hablar un poquito más. 

Su tutela pasó a formar parte de la Junta de Andalucía y fue a parar a un centro tutelar de Granada donde al parecer permaneció hasta los cuatro años edad en la que fue preadoptada por una pareja de un pequeño pueblecito de Jaén, allí inicio su etapa escolar en el parvulario ¡ qué ilusión! (Tras dos meses de exhibición por parte de sus nuevos “padres” por el orgullo que suponía para ellos que a la edad de 46 y 48 años les hubieran concedido la custodia de una niña), día a día se volvería a relacionar con niños de su edad podría jugar con ellos como lo hacia con los del Hogar-Tutelar. 

Un inicio más de etapa para una niña bastante extrovertida según parecía. 

¡Comienza el curso!. Con los niños al parecer bien pero el primer problema se hace patente, es una niña hiperactiva, no para, es muy nerviosa ¿cuál es la razón? Quizás tenga que ver con la inestabilidad de su pasado pero a nadie le parece importante, “un niño de 4 años no sabe lo que le pasa” excepto a Don Jesús su maestro que intenta una y otra vez que sus nuevos “padres” la lleven a un psicólogo sin éxito, incluso intenta encontrar una solución llamando al E.P.O.E. (Equipo psicológico de orientación escolar), y todo se intenta solucionar con castigos que en mayor o menor grado no parece que hagan mucho efecto pero no se busca solución por que “mi hija no esta enferma esta muy sana y saludable ¿no se le ve? . Los sicólogos son para los locos” 

El maestro busca una solución pero tras su impotencia por la negativa de los que eran sus tutores opta por aplicar correctivos también. 

El segundo problema hace su aparición la niña se hace pipí en la cama, ”cogerá frío es normal los niños a veces no controlan bien sus esfínteres no tiene importancia”. ¿No sería quizás que tenia miedo, miedo a la nueva situación, miedo a volver a ser abandonada, miedo a un nuevo abandono?. 

La niña cuenta ya con cinco añitos el 6 de agosto del 1988 es adoptada en forma plena, ya si son sus padres pero nada cambia puesto que realmente para ellos siempre había sido suya desde el día que fueron a por ella al Hogar-Tutelar. 

Por entonces tanta felicidad comienza a tornarse de otro color bastante menos agradable. 

A los 7 añitos le llega uno de sus primeros encontronazos con la verdad de la vida real.  

Un compañero de clase Lucas aprovechando la ausencia de su maestro de la clase le dice: 

-        Fanny ¿tu sabes que tus padres te compraron? Y por eso estas aquí. 

Su reacción fue un silencio sepulcral y más al comprobar por alusión que eso que su compañero se podía estar inventando no era mentira porque los demás también lo sabían y le criticaban por que se lo había dicho y teóricamente ella no debía de saberlo. 

Se sentía extraña, de alguna manera en su interior era consciente de ello, pero no lo recordaba no sabia por qué pero realmente no es que le pillara de sorpresa. ¿No es esto algo significativo a la hora de ver como realmente un niño si es consciente de su realidad aunque no sea capaz de explicarlo con sus propias palabras? 

Se marchó a casa al salir de clase y le contó lo sucedido a su madre la cual solo supo decirle que nadie pago dinero por ella sino que fue adoptada por amor. Ni tan si quiera intento saber que sentía la niña, saber que se movía en su cabeza, saber que pensaba de ello. Realmente lo importante su madre era mostrar su indignación  ante el maestro por haber abandonado la clase. Lo que importaba respecto a la niña era sencillamente que no pensara que había sido comprada que se había pagado por tenerla a ella nada mas. 

Su segundo encontronazo con la realidad no tardaría en llegar, esta asistiendo a catequesis su primera comunión esta al caer comienzan los preparativos: 

Las invitaciones a la familia, las ultimas catequesis, las confesiones, y como no ¡el vestido de su primera comunión! 

A todo esto la niña se la catalogaba como Mari-macho por que prefería jugar con niños antes que con las niñas por la sencilla razón de que si se ponía a jugar con las niñas de su edad tan solo media hora de saltar a la comba o de jugar a las casitas le resultaba eterna mientras que se podía estar toda la tarde jugando con los niños y no se enteraba, no se cansaba, no se hartaba era mas divertido para ella jugar a hacer cabañas o al fútbol que esos juegos en los que todo era siempre igual, la comba, la goma, la madre y la hija, o las comiditas. 

Cuando jugaban en el patio del cole siendo mas pequeños y todos eran una familia el papa, la mama, el hermano, la hermana, el medico, el maestro, el policía y la tía y la prima ella siempre se buscaba la vida para tener un rol masculino. ¿Por  que razón?, Sea ya un trastorno sexual del tipo que se ha manifestado ya en la primera infancia. No, no podía ser dado que ella al haber sido adoptada y bajo el punto de vista de sus padres debía según ejemplo para los demás. 

Un trastorno sexual a los 4 años eso no es ni siquiera posible esos niños ni siquiera tienen aun razón de ser no pueden pensar, ni siquiera saben lo que les pasa. 

Bueno pues llega el día de elegir el dichoso vestido su madre con una felicidad rebosante la lleva a la tienda un mes antes del “gran” día para que le hagan en vestido a ella se le van los ojos detrás de los trajes de chaqueta de los niños su sueño era vestir el día de su comunión como cualquier otro niño ella se consideraba uno mas, soñaba con vestir como ellos con chaqueta, pantalón, corbata y correa pero en la cabeza de su madre no estaba precisamente ese sueño sino otro muy distinto. 

Una vez en la tienda la madre se puso a hablar con la dependienta de cómo y de que manera quería el vestido, en la cabeza de ella solo un pensamiento ¿por qué no me puedo vestir como a mi me gusta? ¿No es mi comunión? ¿Por que no vestido y no un traje de chico? Transexualismo, Lesbianismo. ¿Qué significado tenia esto? Es cierto podía ser un simple capricho pero para que estudiarlo, para que intentar comprenderla. 

Llegó el día de la prueba de medidas, “todos” tan felices la niña se levanta bien pero hacia la mitad de la mañana comienza a tener unas décimas de fiebre nadie le da importancia pero conforme se acercaba al comercio se sentía cada vez peor. ¿Cuál seria la razón? No importa carece de importancia porque al salir de la tienda se empezó a encontrar mejor. 

Un mes mas tarde del día 31 de mayo llegó el gran día aparentemente la niña esta nerviosa no era para menos ¡hacia su primera comunión!  

En su cabeza solo odio por tener por obligación que vestir como la gente decía, encima para colmo de males su cuerpo se empezaba a desarrollar y en solo un mes ¡Ese vestido tan fabuloso de primera comunión con volantes le apretaba demasiado el pecho y el cancán le rozaba en la cintura! ¡Que agobio! Pero por el contrario que día más feliz para su madre. 

¡Hora de vestirse! Ella temblaba detrás de ella su madre y su vecina se decían casi susurrando. 

-        Mira como tiembla esta nerviosa creo que esta noche no ha dormido. 

Era cierto temblaba pero ¿no sería en vez de por nerviosismo  por ira? ¿Y no seria que no havia dormido solo de pensar en lo mal que o iba pasar a la hora de lucir el vestido? 

Ella e su cabeza no hace mas que buscar un alivio a tanto malestar así que decide solucionar en la medida que le es posible su sensación de angustia y para ello nada mejor que ponerse un pantalón debajo del vestido ¿quién se iba a dar cuenta?                       

Tocan las campanas hay que ir a la iglesia toda la familia y ella se encaminan a la parroquia donde se celebrará el evento de su casa a la iglesia solo 500 metros ella va delante con el leccionario que contiene la lectura que ella tendrá que leer pero a su madre se la llevan los diablos. 

-        ¡¡¡Anda bien y compórtate como es debido!!! 

Ella no hace el menor caso y sigue andando a su manera 

-        Mírala si parece un macho pingo

-        Mírala no sabe andar bien

-        Lo hace por darme el día

-        --- 

Su madre solo pensaba todo lo hacia para dañarla a ella. 

Las escaleras de la iglesia. 

Al subirlas el primer tropezón entre el poco estilo para llevar el vestido y que los zapatos le hacen daño  al subir se le engancha el zapato al vestido y... ¡o que pena! el cancán del vestido se ha desenganchado. Bueno no pasa nada hay cosas peores, prosiguen con la ruta hacia el altar. 

¡Oh, oh peligro! Para la homilía hay que tener una vela encendida. 

Todo parece marchar bien pero la realidad es que es cansado mantener la vela recta y las lecturas son aburridas así que... que mejor ponerse a jugar con las gotas de cera que van cayendo por la vela. 

Ohhhhhhhh que pena sin querer se manchó el vestido pero su madre no  se percata hasta el momento de la paz pero es tan feliz que no le importa ya se lavará. Lo realmente importante era que su niña ya había hecho su primera comunión. 

La ceremonia termina (para descanso de su vestido) y con un hasta el domingo que viene el sacerdote la despide. 

Las personas del pueblo sobretodo la gente mayor felicitan a su madre por lo guapa según ellos que está.         


La cosa no marcha del todo mal, algún incidente que otro pero podría ir aun peor. 

Pero… y ella ¿pensaba lo mismo? ¿Compartía esa sensación? Eso no importaba. Después de todo que mas da lo que un niño de 8 años piense no es importante y ni mucho menos relevante. Después de todo lo que si es muy relevante es que dirán mañana de mi y de mi hija las vecinas mañana cuando todo haya pasado. 

Ya en el banquete todo parece ir bien, poco que destacar, excepto que bueno el vestido como es de suponer no salió muy bien parado cuando se salió a jugar con los otros niños así como sin querer se rozó con un coche que lamentablemente estaba lleno de grasa y… el pobre vestido volvió a sufrir las consecuencias. 

La madre ya no quería ni mirarla pero era feliz y eso que aun no había pasado la última prueba del vestido. 

Hora de firmar en el libro del recuerdo ¡que ilusión! Nuevamente sin querer el desafortunado vestido recibe un nuevo adorno cortesía del bolígrafo de las firmas 

El día no se saldó tan mal del todo pensemos en que el vestido solo se quedo sin cancán y se mancho de cera, grasa, y tinta pensándolo bien ¡¡podría haber sido peor!!. 

Por fin en casa todo ha terminado ¡por fin ya era hora! (alivio profundo para ella y para su vestido) 

Las amistades de la niña comenzaron a flaquear ¿por que?  

Solo una respuesta, ella era diferente al resto y nadie sabia exactamente cual era el motivo real solo veían lo superficial de ella sin entender que esa niña tenia allí en lo mas profundo de ella algunos sentimientos prácticamente imposibles de aflorar en el entorno en el que ella se movía.  

Era mejor lo de “pasa de ella, esta mal de la cabeza te puede traer problemas” (comentario generalizado de padres a hijos). 

Comienza su desarrollo, y con el su intenso y continuo malestar. Producido evidentemente por la no concordancia entre su cuerpo y su mente aunque aun no lo sabía ni tan siquiera ella. 

Le costaba mucho ducharse. Bueno más bien lo evitaba ¿por qué razón? Quizás por que no se concebía como hembra aunque tampoco como varón, es probable que siquiera se concibiera así misma de ninguna manera y que lo único que supiera de si misma es que existía. ¿Pero que importancia tenia para nadie mas que la de ponerla verde delante de familiares vecinos y psicólogos? 

El caso es que adoraba la ducha. Si, si, la adoraba en el sentido literal de la palabra, cuando ya por fin la obligaban a ducharse se metía en el cuarto de baño y se podía tirar ¡¡¡ dos horas!!! Dentro. Solo que al final, salía con la ropa cambiada y sin duchar. 

Dentro, se quedaba mirando a la bañera, dejando pasar el tiempo muerto y con el grifo abierto (para disimular) ¿Seria quizás por que no le gustaba o que literalmente en lo mas oculto de su interior y sin que ni siquiera ella lo supiera o fuera cociente de ello, odiaba a su propio cuerpo femenino? 

Los pechos le empiezan a puntear, ella deseaba poder estar como los niños de su edad, sin camiseta y a pecho descubierto aunque sabia que no era posible “y si me pongo una correa que me los sujete quizás no me crezcan”pero su intento se veía fallido (aunque a la larga pareció dar resultados con solo ¡¡¡ un 85 de pecho!!! para alivio suyo. 

Su primera menarquia le llegó tan solo a los nueve años y medio, ella ni tan siquiera sabia que le había pasado. 

Su madre la llamo y le pregunto que si sabia que era lo que tenían sus braguitas. Ella se sorprendió, se asustó, No lo sabia por que la primera vez no la sintió. Sencillamente hizo como siempre se ducho se quito las braguitas y las puso a lavar.  

¡¡¡ Que horror!!! Lo odiaba, era algo superior a ella, era algo que le traspasaba. Le daba vergüenza, asco, le repugnaba, a veces hasta vomitaba, todo eso sumado a la dismenorrea que siempre tubo con el dolor que le conllevaba, la ponía histérica nerviosa fuera de si, en esos días se alteraba solo con que la miraran.  

Sin embargo, a su madre parecía que de alguna manera era feliz, extrañamente y en contradicción con lo que ella sentía. Controlaba con rigor mes a mes si le había venido o no la regla que para mayor disgusto de la niña y alivio de la madre dado que si algún mes por alguna razón se le retrasaba un par de das ya se ponía a husmear en la ropa interior, en la papelera del cuarto de baño en la lavadora…  

Le era regular mes a mes siempre estaba ahí. 

            Para colmo su madre, tan orgullosa estaba por que su hija se había desarrollado tan pronto se lo decía a vecinas y conocidas incluso tras haberle dicho la niña que no lo hiciera que no le gustaba, que cuando lo hacia ella se sentía mal. 

            ¿Hay algo que llene más de orgullo a una madre que el hecho de que su hija se haya hecho (al entender siempre desde el punto de vista de la madre) una mujer? 

            Preciosa edad ¡¡¡ Toca comportarse como una mujer!!! Aunque a sus nueve años solo le apetezca jugar, ya sea con chicos o con chicas pero jugar por que es eso lo que le pide su cabecita que no su cuerpo. 

            Su madre nunca se dio cuenta que solo era una niña aun no era la edad de hacerle responsable de tantas cosas, nunca entendió que no lo hiciera responsable de ellas porque realmente no tenia edad para serlo. 

            Nuevamente de alguna manera se repitió la historia, una niña que se “hace mujer” de forma muy acelerada. 

            Con sus 9 añitos y medio y ya en la pubertad las cosas continuaron de mal en peor dado que odiaba la ducha y se lavaba poco, su madre solo ponía el agua caliente en casa una vez a la semana porque se gastaba mucho gasoil y que con la pubertad y las reacciones propias del cuerpo tanto químicas como físicas propias de esa edad o momento de la vida pues… 

            Lo cierto es que a veces olía mal por el sudor por la menstruación por mil cosas. 

            Eso también fue un detonante más que la separo si cabía aun más de los demás compañeros de clase de juegos… de vida.            

Poco a poco empezó de alguna manera a vivir su vida “separada” de los demás de su edad aunque en común dado que era obligación compartirla tanto en el colegio como después en el instituto como por las tardes cuando salía a pasear. 

            Tras cambiar de pueblo para seguir estudiando los tres cursos del ciclo superior de la E.G.B por que en su pueblo no podía por que no se cursaban las cosas no fueron sino a peor dado que conocía a nuevos chicos y chicas mas crueles que los que ya conocía por que la veían diferente, distinta, por mil razones, por sus gafas bastante gruesas, por su forma de ser, por que se juntaba con los que los demás marginaban por… 

            No cabe duda esa niña era diferente pero… ¿Solo en el aspecto exterior que daba o también psíquicamente? 

Primer test de inteligencia en 8º de E.G.B resultado: Inteligencia general muy alta razonamiento alta comprensión verbal espacial y fluidez verbal normal, motivación no satisfactoria, preferencias profesionales coincidencia en al campo de mecánico. Adaptación personal y familiar baja, adaptación escolar normal, adaptación social bajo. 

Estos resultados ya comenzaban de alguna manera a indicar que esta niña tenia algún tipo de problema pero tras el intento fallido del el servicio de EPOE (equipo de protección y orientación escolar) nadie parece esforzarse mas en saber que es lo que esa niña tiene de diferente. 

Mas adelante, ya en el instituto, le orientadora llama los padres de la chavala para comunicarles que tiene problemas que a ella se le escapan de su alcance pero que se deben de tratar cuanto antes dado que se va haciendo mayor y que puede ser pero el día de mañana. 

Así que se remite a la chavala a la USMI (unidad de salud mental infantil) en la cual se involucra a la chavala en una psicoterapia que para ella si da resultados satisfactorios pero para sus padres no. 

Para ella la nueva terapia es todo un logro descubre cosas de si misma que no conocía hasta entonces cosas que comparte con un intimo amigo suyo y sacerdote del mismo pueblo en el que ella vivía. 

Tal es así que hubo algo que la sorprendió gratamente descubrió que no era de mármol que no era invulnerable descubrir que le podía doler en lo mas profundo de su interior ver a su madre llorar o que por el contrario podía hacerla también llorar pero de felicidad como ocurrió en su confirmación. 

Estefanía no se confirmó porque creía en Dios, es mas sabia que no creía, pero quería que su madre fuera feliz ese día, quería que ese día fuese parecido al de su primera comunión y así fue su madre lloró de felicidad al ver a su hija subir al  altar ha recibir su confirmación por el Obispo, mientras ella sentía gozar su corazón por ver a su madre feliz. 

Todos esos nuevos logros los compartía con su nuevo y único amigo el sacerdote antes mencionado el cual le ayudaba también a sentirse importante dado que la escuchaba, la miraba a la cara, cuando le hablaba, le hablaba con sinceridad de lo que pensaba de ella… 

Comenzó a sentirse responsable cuando tuvo que criar a 3 gatitos que se habían quedado sin madre y que los vecinos no podían criar. 

Los saco adelante a los tres con una jeringuilla se sintió satisfecha y orgullosa, porque por primera vez era responsable directa de algo, de tres vidas que dependían de ella. 

Pero aun no vivía en la realidad, inventaba historias en las que vivía durante semanas, necesitaba de la ficción por que la vida aun era muy dura para ella. 

Comenzó entonces a sentirse atraída por la idea de buscar a su madre biológica de la cual poco sabia, poco mas que su existencia. Capitulo siguiente

Comenta esta Bio ( indica en el titulo de que Bio estas hablando)

 
  © Carla Antonelli. 2003

Free counter and web stats