Yo soy la oveja, yo soy la vaca
que a los animales quiere jugar,
yo soy la hembra, de blusa abierta,
pequeñas tetas para chupar.

Bajo la pestaña de estos árboles,
en el claroscuro donde  nací,
el horizonte antes del cielo
eran los ojos de la madre mía.

"Porque Fernandino es como una hija,
me trae a la cama café y tapioca,
cómo recordarle que ha nacido macho,
será el instinto, será la vida"

Y yo delante del espejo grande,
me arreglo los ojos con los dedos
y empiezo a imaginarme
que tengo entre las piernas un  higo pequeñito

En el duermevela del autocar
dejo la infancia pueblerina
corro al encanto de los deseos
voy a corregir la fortuna

En la cocina de la pensión
mezclo los sueños con las hormonas
al amanecer será la magia,
y  unos senos milagrosos

Porque Fernanda es una hija,
como una hija quiere hacer el amor,
pero Fernandino resiste, con vómitos,
y se retuerce en el dolor

Ahora bisturí, senos y caderas,
en un vértigo de anestesia,
hasta que mi cuerpo se parezca a mí
en las playas de Bahía

Tierna sonrisa de verde hoja,
de sus cabellos deshilo los dedos,
cuando los autos apuntan los faros
sobre el escenario de mi vida

Entre embotellamientos de los deseos,
de mis nalgas un macho se suspende
en la carne mía, y entre mis labios
un hombre resbala y otro se rinde

Porque Fernandino se me ha muerto en el regazo,
Fernanda es una muñeca de seda,
son los brazos de una única estrella,
que suena de luz, de nombre Princesa

A un abogado de Milán
ahora Princesa le regala su corazón
y un paseo reincidente
en la penumbra de un balcón

El campo
el cielo
l a vereda
la escuela
la iglesia
la deshonra
la falda
el esmalte
el espejo
el pintalabios
el miedo
la calle
la modelo
el vértigo
el encantamiento
la magia
los autos
la policía
la cansera
el orgullo
el novio
el esbirro
el señorito
el marrano
la mala suerte
la borrachera
los golpes
los cariños
la falta
el asco
la hermosura
vivir



Princesa

Regresar

Free counter and web stats