P o r t a l  d e  i n f o r m a c i ó n  t r a n s e x u a l
 
       
 

" Memorias del Espectáculo " Por Pierrot

TERENCI MOIX

 

Prohibida la reproducción total o parcial de ésta sección, material grafico o texto, sin autorización expresa del autor. © y mención de este Diario Digital. Así mismo este Medio no se hace responsable de las opiniones expresadas por los entrevistados o en la narrativa, y el hecho de publicar las mismas no significa que esté de acuerdo con ellas.

Capítulos anteriores: - -  

CAPITULO 4º / MEMORIAS DEL ESPECTÁCULO    

TERENCI MOIX / ENRIC MAJÓ

 

 

TERENCI MOI X 

Ramón  Moix  decidió rebautizarse como Terenci – en un homenaje juvenil al actor Terence Stamp -, nació en Barcelona en Enero de 1942. Y nos dejaría el 2 de Abril del 2003. En este transcurso consiguió viajar de la calle Ponent  al cielo de los elegidos. Quiso ser actor ( un  Sal Mineo que terminaría crucificado con su homosexualidad ) pero sería en la literatura donde elevaría el vuelo. En sus tres libros de memorias  ( El peso de la paja) recoge lo vivido, lo soñado y lo imaginado, escrito con un desafío a la memoria, con un estilo absorbente y un retrato tan iluminado que consiguió la admiración unánime, especialmente los que vivimos la época de Franco, El Genocida.  Sus novelas fueron pasmo de lectores desde “El día que murió Marilyn” en 1970, ( el libro catalán mas importante de la década )  a “Mundo macho” (1971 )  “El sexo de los ángeles” (1992) o “Ámame Alfredo! ( 1984). Para las aficionados al “adivina quién es quién” y el chafardeo de peluquería selecta  nos regaló “Mujercísimas” ( 1995)  y “ Chulas y famosas” (1999). Los cinéfilos tuvimos un archivo de fotos y textos impagables con sus “Mis inmortales del cine”, lo acompañamos en viajes fantásticos y por el Nilo  y fuimos los que colaboramos en convertir best-sellers de ventas los premiados “El amargo don la belleza” y  “El arpista ciego”…  

CARLA-CHRISTINE-JUDITH  

En   Abril del 2007, Carla Antonelli vino invitada  a Barcelona para asistir a la presentación de los EuroGames que se celebraran en esta ciudad el año próximo para alegría y regocijo de los amantes al deporte. Quedamos encontrarnos en el hotel Axel, ( hogar de los gays pudientes en transito)  y allí fui con mi “germana” Christine. Tenia ganas de que, después de tantos años,- como veinte -, volviesen a encontrarse dos mujeres tan importantes en mi vida: por una parte Carla con la que mantengo una amistad inquebrantable y me tiene de apóstol para la Ley Antonelli ( Kim Pérez dixit )y Chris que en nuestra época dorada era escándalo de revistas como súper vedette trans, además de mosca cojonera de la esfinge - made in spain – Santa Bibi Andersen.

Cuando íbamos en el coche, ( el de Chris, el mío, un Chevrolet blanco del año 70, vive exiliado en Pineda de Mar: El coche fue un chanchullo con  un sexy-boy del Cocó Prive que dejó a su novia por ladrona )… cuando íbamos en el coche, decía,  camino al evento del EuroGames. puse mi cámara en marcha  a la vez que le decía a Carla: 

ENRIC MAJO EN PELS PÉLS 

-          Esta noche vamos a ver la obra del teatro “Pels Pèls”  para ver si conectamos con Enric Majó…

-          ¿Fue quién vivió con Terenci Moix y se encontró con una amiga en la cama? – pregunta Carla, y encendiendo un cigarrillo añade como si tal cosa-; y se decía que eras tu, Christine, la amiga...

-          Que nos pillaron, no, - aclara rápidamente la aludida –;  que he estado en la cama lo insinuaron en varias revistas… 

<Que he estado en la cama, es verdad, ¿para qué te lo voy a negar?> pondría yo en sus labios… pero los labios de Christine fueron hechos solo para besar; Mientras pienso en tamaña cursilada Carla sigue con voz átona: 

-          Terenci Moix sacó del armario a Enric Majó en el programa que tenía en televisión Mercedes Milá … estuvieron como tres cuartos de hora en una entrevista intimista y Terenci Moix,   perdiendo completamente los papeles, dijo que su pareja en los últimos años había sido Enric Majó y que le había puesto los cuernos

En mi mente febril veo el enunciado: 

“ TERENCÍ MOIX DEJA A SU PAREJA, ENRIC MAJÓ,  AL ENCONTRARLOS EN LA CAMA CON LA TRANS  CHRISTINE “.

Le pregunto a Carla, que comparte mi titular -, de dónde le llegó la misma noticia. 

CHRISTINE Y ENRIC MAJO

-          Yo di por hecho que habían encontrado a Majó con Christine  - opina Carla en malévola entonación.

-          También podría ser que Majó le digiera a Terencí que se acostó con Christine para encabritarlo… - se me ocurre decir para colaborar con otro desvarío. 

Carla que, como es costumbre en ella cuando le hablo, no me hace el menor caso, sigue con su “elemental mister Watson” tendiendo el programa de la Milá… ( yo, ¿ que quieres que te diga ?,  desde que la Milá cuenta que se mea en la ducha y lo dulcifica con  “quién no ha cagado en el mar no sabe lo que es la vida” ha dejado de interesarme ). Inesperadamente la interrumpo para preguntarle iluminado: 

-          Y tú,  ¿cuando conociste a Christine?

-          La otra, para grabar, que valor tiene…  - empieza a decir Carla

-          A mí me gusta reconocer la edad que tengo, eh? – corta Christine esgrimiendo uno de sus temas recurrentes. Decido callarme; no tengo porque ser cruel…gratuitamente.  

ENRIC MAJO

ENRIC MAJÓ 

Enric Majó es, para mí, el mejor actor, ( del admirado José Maria Flotats – del que mi boy friend insiste que físicamente nos parecemos -,  ya hablaré en otra ocasión) , un  interprete que tengo en la línea de Gary Oldman tanto por su versatilidad interpretativa como por su afán en componer personajes con  carga de profundidad… 

 ( A Gary Oldman lo descubrí en “Ábrete de orejas” ; un interesante biopic basado en la historia del escritor homosexual, Joe Orton,  adscrito a los urinarios y al sadomaso, que terminó asesinado por su pareja sentimental, Halliwell, a martillazos: “Halliwell yacía desnudo en el centro del cuarto. Se había quitado la chaqueta del pijama manchada, que estaba en la silla. Tenía manchas de sangre en la parte superior del pecho y en la cabeza. Cerca de él, en el suelo, había un vaso y una lata de zumo de uvas, con el que se había tomado veintidós pastillas de Nembutal. Halliwell murió antes que Orton. Cuando fueron descubiertos el rigor mortis dominaba todo el cuerpo de Halliwell menos los brazos.” Sucedió el 9 de Agosto de 1976. Ver.: “Diario” por John Lahr editado por Grijaldo).  

A Majó le conocí haciendo el macho en el teatro  con  “Yerma”  para mayor gloria de Federico García Lorca. Su última aparición teatrera ha sido en la nueva versión de “Pels Pèls” (Por los pelos )  divertimento escénico con varios personajes en una peluquería  situada, por mor de la modernidad, en el gaixample de Barcelona. Majó interpreta un personaje convenientemente retorcido que un día sí y otro no, - según la opinión del publico, que aquí reside la coña de la obra -  puede ser el asesino. Sin estar, el personaje, en las grandes interpretaciones de Majó, se pasea por el escenario con la seguridad que da la experiencia   recitando el texto con su voz varonil repleta de matices.

La carrera artística de  Majó esta plagada de interpretaciones inolvidables que aun no siendo el tema central de estas Memorias no puedo resistirme a mencionar algunas para solaz de la lectora y pasan  desde  1965, con “Después de la caída”, dirigido por Adolfo Marsillach en el Teatro Poliorama de Barcelona a “El mercader de Venecia” de Shakespeare, dirigido por Sergi Belbel en el Centré Dramatic de la Generalitat de Cataluña a “Una visita inoportuna” de Copi a “Terra Baixa” de Guimerá  o del “Marat-Sade”  a “Tartan  del micos” escrita y dirigida por Terenci Moix. Es curioso que de esta divertida parodia solo recuerdo el prologo donde un irreconocible Majó, ( que, obviamente, era el Tarzan idolatrado por Moix )  vestida como de  antigua, hablaba de no sé qué mientras nos preguntábamos si era o no Majó.

En televisión obtuvo y tuvo sus programas de entrevistas ( en uno de ellos me tocó ser el entrevistado )

Su carrera en cine es igual de afortunada; “El pájaro de la felicidad” de Pilar Miró o “El Vicari d´Olot” …        

ENRIC MAJO, CHRISTINE, PIERROT

ENRIC MAJÓ / LA ENTREVISTA 

Enric Majó nos recibe, ( voy con Christine ) en su casa de la calle Canuda. Es un amplio entresuelo con terraza. Nada agobiante la decoración con proliferación de cuadros de desnudos masculinos. Nos invita a tomar  café que prepara para nosotros después de que Christine y yo nos sentemos en un sofá. Mientras su minino (Sissi) ronronea,  recordamos sus encuentros con el teatro y yo aprovecho la ocasión para ir rellenando lagunas. Bueno, antes hablamos de mi libro “ Los diarios de Enriqueta Martí “  - la vampira de Barcelona - , donde, he de mencionarlo, dibujé a Enric en una de las ilustraciones, y que, curiosamente, le trajo, la novela, recuerdos de antaño: 

- En mi casa, cuando yo era muy pequeño, iba una señora, que era vecina, a hablar con mis padres mientras nosotros jugábamos en la calle… yo vivía en un pueblo (Rubi) … siempre contaba historias que se me han borrado de la memoria pero una no y que era sobre  una gente entro a vivir en una casa donde, por las noches se oían ruidos  que además de asustarles no les dejaban dormir hasta que siguiendo de donde podían venir se percataron de venían de una pared ; la hicieron derribar y se encontraron con huesos de niños enterrados tras la pared… cuando leí tu libro lo asocie … había historias que mis padres no nos dejaban oír a mi hermana y a mí… yo, en aquel tiempo tendría cinco años, así que seria por 1950 cuando nos contaba estas historias… 

Su encuentro con Marsillach, al que admiraba y admira, hasta su personaje travestido en Tartan. < “Era una parodia de Elena Francis” >, su encuentro con Ventura Olle , < “si, había sido por una corta temporada pareja con Terencí, pero algo sin importancia” > … y el encuentro con Christine en “El Vicari de Olot”  

CARTEL EL VICARI DE OLOT 

EL VICARI DE OLOT una película de Ventura Pons. 

Para la lectora que no conozca la película a continuación tiene una breve sinopsis.:

En un pueblo de Cataluña aprovechan la visita de una autoridad eclesiástica para organizar unas jornadas sobre la religión y el sexo. Esto provoca que el pueblo se divida en dos grupos, los que están a favor y los que no, hasta que se llega a un  consenso entre los dos grupos. Una serie de personajes se enfrentaran con sus diferentes puntos de vista…

Los personajes principales son: Enric Majó, Christina, Rosa Maria Sardá, Joan Monleon, M. Aurelia Capmany, Mary Santpere, Fernando Guillen… y la colaboración de un gran número de artistas del “Barcelona de Noche” entre los que no estoy porque estaba, por entonces, convirtiendo  herejes  madrileños.

Uno de los temas del film era el encuentro de Christine  con el Enric ( el vicario de la función) con el que tiene un encuentro sexual y éste descubre las peculiaridades de la actriz ( “ni carne ni pensado”).

A la hora de hacer el casting  para la película ( al lado de una sauna de Barcelona que Enric recuerda con humor ) y serle presentada Christine:   

-          Yo creía que  era una mujer, así que no entendía muy bien que pintaba en la película. Hace poco volví a ver la película y había cosas muy fuertes…

-          Como cuando el Vicari despierta con una erección -, le apunto.

-          Yo recuerdo – corta Christine - unas declaraciones mías que salieron en la revistas “Lib.” sobre el Vicario que yo nunca había dicho … 

Entre otras.: “Enric Majó será mío” y, cuando se le pregunta “¿te lo tirarías con mucho gusto?”, ella declara  “Sí, sí, pero sé que su corazón está ocupado y tal vez no tenga lugar para mí, pero no me daré por vencida y tarde o temprano será mío. Debo confesarte que me enamoré del vicario.”  

CHRISTINE CON MARY SANTPERE

-          A mí, - digo yo – me chocó del articulo que la Mary Santpere declarase “Christine es un gran actor”.

-          No creo que la Mary dijese esto – cree Majó.

-          A mi me recordó – sigo con el tema – una vez que el humorista Coll daba  unos supuestos Oscars y entrego uno a Bibi Andersen como mejor actor. Así que no me pareció un gag original. 

Pero no voy a seguir con el tema, La Santpere es amiga de Majó que la tiene como a ella le gusta, pero su gusto no es el mío desde que la aludida me denuncio por aquel titular maldito: “Mary Santpere madre de un homosexual”.  

CHRISTINE EN “LA BASURA ESTA EN EL ATICO” 

CHRISTINE LA PROTAGONISTA TRANS DE “EL VICARIO DE OLOT” 

-          Cuando me contrataron para la película estaba trabajando en la sala de fiestas “Barcelona de Noche “ – recuerda Christine - . Marta Flores, la representante – le habló de mí al director, Ventura Pons. Ya había trabajado en el cine con Iquino haciendo “La basura esta en el ático” y otras. Vino Ventura Pons a verme, le guste, me propuse hacer una prueba y fui…fue cuando conocí a Enric Majó.

-          ¿Te hacia ilusión hacer la película?

-          Mucho.

-          ¿Por qué?

-          Porque con el Iquino había sido todo muy casero, rodábamos sin permiso… en una época tuvo muchos premios pero últimamente ya iba  al dinero, hacia películas como churros, era la época del cine S. Le guste mucho…Iquino estaba obsesionado conmigo me decía < tienes una mirada que realmente penetra” me hacia muchos primeros planos. ¿Pagar bien?. No, por sesión; daba igual que trabajases todo el día como cinco minutos. Iquino te explotaba y a lo mejor solo tenias de rodaje, que eso me ocurrió con una película que se llamaba “Las desnudas chicas de relax”, que me dijo que tenia cuatro días de rodaje y cuando la vi resultaba que era casi la protagonista mientras que te pagaba como si fuese una colaboración. En fin, esto no paso con “El Vicari…” que cobrabas por días trabajases mucho o poco.

-          ¿Y que te pareció trabajar con Enric Majó?

-           Resulta que yo los papeles intento creérmelos… sabia que el chico de la película era Enric Majó… los chicos anteriores no me acabaron de convencer, con Enric ocurrió lo contrarío… era varonil, atractivo, amable; un galán.

-          ¿Ya sabias que era pareja de Terenci Moix?

-          No. Me entere en el rodaje, la gente lo comentaba y, sí, se decía que era quien era por la ayuda de Terenci Moix pero él demostró, antes y ahora que es un gran actor,  que su pareja lo ayudase es natural yo hago lo mismo con las personas que quiero, tú por ejemplo.

-          ¿ Que recuerdos tienes de las actrices que te acompañaron ?

-          Rosa Maria Sardá me ayudo mucho. Tenía una escena que yo estoy llorando porque quería seducir a Majó y me sentía cohibida, porque aunque tenia quince películas con el Iquino, el nivel de actores era muy elevado, pues la Sardá me lo puso facilísimo, muy compañera, muy tranquila … es que yo soy muy nerviosa y cuando oía “cámara, acción” me colapsaba, entonces ella me tranquilizaba y conseguía que superase  el momento.

-          ¿Y las escenas de cama con el Majó?

-          (Sonríe  con esa alegría luminosa de la joie de vibre para decir): Muy bien, simplemente nos dimos tres o cuatro morreos … las escenas, naturalmente, no eran reales, eran simulaciones pero, como ya te digo, venia de rodar con el Iquino que cuando se rodaban escenas eran subidas de tono esa me pareció para niños.  

CHRIS CON NURIA FELIU 

-          ¿A quien mencionarías mas?

-          A Nuria Feliu ( La Tieta) Es una mujer muy marchosa, simpática, divertidísima; hay que conocerla. Y realmente yo tenia ganas de conocerla; a mi madre le gustaba mucho y siempre estábamos escuchando sus canciones, aquellos cuplés picaros. Para mi rodas con Nuria Feliu me hacia mucha ilusión, Marina Rossell, Maria Aurelia Capmany…

-          Y Mary Santpere.

-          Sí. Estaba en otro mundo. Tenia mucho trabajo, cuando estábamos rodando siempre se estaba durmiendo, porque tenia otro trabajo,. En las juergas que teníamos ella no participaba, yo que pensaba que seria la mas divertida, por la imagen que daba en el cine, pero no, muy seria y no participaba. 

En su  columna (las florecillas de Terenci) del periódico “El Noticiero Universal”  (  Miércoles, 19 de Noviembre 1980) Moix escribiría: “  Ventura Pons, Emili Teixidor y Enric Majó me han ido diciendo, desde hace casi dos meses, que el rodaje de El Vicari d´Olot ha constituido uno de esos ejemplos de camaradería absoluta, en cuyo curso la gente se ha querido, y mucho. No puedo hablar yo de primera mano. Ese trío de ingratos me prohibieron todo tipo de acceso al rodaje, alegando no sé qué historias. Si esto fuese un impedimento, mi admirado amigo Ventura no podría trabajar con un noventa y nueve de la profesión barcelonesa”. (…) Como al día siguiente los cómicos tenían que barrer las Ramblas, decidieron prolongar la noche en la mañana, danzando pavanas, mazurcas y bergamascas en el Barcelona de Noche, donde canta Christine, otra de las intérpretes de la película. ¡Líbreme Demeter de secundas tanto devaneo!” 

CHRISTINE

-          Terencí no vino a ninguna fiesta. Decían que si era un histérico. No sé a que se referían…

-          ¿No tendrías algo que ver tú?

-          Me imagino que no. Pero cuando eres pareja de alguien lo que no quieres es que venga como a espiar…quieres estar libre, divertirte y pasártelo bien..

-          ¿Cómo fue tu integral en la película?

-          Se muestra de cintura para arriaba, para abajo iba vestida.

-          ¿Qué fue Ventura Pons para ti?

-          Como  profesional muy bien… pero creo estaba en un ambiente un poco cerrado, donde yo quería participar pero no se me invitaba a entrar. Al principio, en la promoción, yo no iba y le dije a Ventura Pons que quería ir a la promoción de la película, porque iban a Valencia, Madrid, etc., y yo quería ir porque me hacia ilusión. Cuando la película se había estrenado en el cine Novedades, de Barcelona, se hizo tipo Hollywood, con focos y esas cosas, yo tuve que alquilar un joven modelo para que me acompañase porque no tenia con quien ir. Me compre un  traje blanco, tipo Gilda, con una pierna descubierta y un abrigo de zorro blanco. Todo lo que cobre en el Vicario lo gaste en el abrigo. Cuando llegamos nadie me hacia caso pero, a la salida - después de ver la película -, todos los focos  fueron para mí. Todos fueron detrás mío… supongo que fue cosa del morbo… igual que pasa ahora, que puedes hacer algo muy cultural pero lo que les interesa  es el morbo.

-          En las presentaciones tendrías que vivir en hoteles…con  una habitación solo para ti, lo que no quiere decir que durmieses en tu habitación.

-          Yo sí que dormía en mi habitación, lo que no quiere decir que lo hiciese sola. Lo que tenia visitas…aunque no digo de quién. Aquello era un caos eh? porque había mucha diversión y muchas ganas  de pasárselo bien.

-          ¿Qué fue Enric Majó para ti?

-          Un sueño. 

El sueño lo haría realidad  años después al decidirse por la reasignación de sexo. Una historia que te contaré mas adelante porque ahora  es Enric Majó quien toma la palabra: 

CHRISTINE y ENRIC MAJO

-          Salir no salgo mucho. Tengo una vida sentimental muy sólida. Estamos muy bien los dos en casa.

-          ¿Y que ha sido de tus éxitos?

-           Todo es muy efímero en nuestro mundo. Lo que he hecho es un  valor que no tiene precio hoy en día en el mercado. Hay otros valores que se valoran mucho mas, puede ser juventud, los programas que se hacen en televisión…

-          Pero  tu naciste siendo un actor…

-          Yo estoy en el teatro por casualidad.

-          ¿Cuándo fue tu primera obra de teatro?

-          En el año 1965 en la Compañía de Adolfo Marsillach.

-          ¿Cómo lo recuerdas?

-          La primera vez que trabaje con él… yo estaba en el Institut del Teatre… yo estaba matriculado allí, como podía estar de dibujo, porque no sabia que quería ser… vino un representante del Adolfo y selecciono varios y nos pegunto si queríamos entran en la Compañía de Marsillach … así que nos presentamos y me selecciono para hacer “Después de la caída” de Arthur Miller. Una obra preciosa. Y de allí tuve la suerte de no parar nunca de trabajar… claro que después me tome la profesión me la tome en serio… y estudie, pero fue por pura casualidad.

Marsillach, al terminar ”Después de la caída” en el Poliorama de Barcelona me propuso ir a Madrid para incorporarme en su compañía y trabajar en el Español … yo no tenia pensado hacer una carrera teatral, total que me quede aquí y seguí. Haciendo el servicio militar – en Cartagena, en la marina, dos años – y en uno de los permisos vine a Barcelona  donde en aquel momento se estaba haciendo el Marat-Sade y me quede entusiasmado, aplaudí tanto que hasta perdí mi reloj de pulsera .. yo iba muchos días a ver  aquella función que era tan alucinante y como conocía a Alberto Miralles que era el director de los locos, le pedí si podía salir en la obra y dándose el caso que faltaba uno de los actores me dieron un personaje de los loqueros y así volví a entrar en la compañía de Marsillach. Mi relación con él era nula, el Adolfo estaba allí arriba y yo era un pipiolo. Cuando empieza mi relación con él y de hablarnos de tú a tú fue en Madrid, cuando yo estaba en la compañía de la Nuria Espert  y entonces nos conocimos. Era un tío muy sabio y con un grado de cinismo, para mi, excesivo,  porque era una barrera que no pasabas, siempre había aquel cinismo del hombre que esta  de vuelta de todo, porque él era así, no era una pose, era así. En su autobiografía queda como un amargado cuando era un triunfador  que consiguió a la mujeres mas hermosas… él era un coqueto que coqueteaba con una taza, era un seductor nato y era muy culto y por encima de todo yo creo que había una gran infelicidad, no sé que esperaba de la vida. ¿Has leído su libro?

-          Sí, ( “Tan lejos, tan cerca”. Tusquets editores) Es que además me gustan las biografías.

-          ¿Sí? A mí no me gustan, en cambio esta sí porque cuenta muchas cosas que yo he vivido… 

Y le cuento que es lo mismo que me ha pasado con las de Terenci Moix. Que él dice no haber leído, como tampoco sus libros “ porque ya los vivía” siendo su preferido “Olas sobre una roca desierta”. 

Terenci Moix. y Enric Majó fueron catorce años una pareja admirada y querida. La separación coincidió con el fallecimiento de un sobrino de Majó. Terencio hizo publica la relación para todo aquel que quiso oírla y se convirtió en la victima que publicitó en tragedia recreándola en  escritos agónicos (“…fracasé en mi primer contacto después de catorce años limitando mi amor a tu cuerpo, a las evoluciones de tu cuerpo en el tiempo, el esplendor de entonces y a la progresiva decadencia de hoy. Pero tu  cuerpo era un terreno tan amado que no deseé otro. Era el cuerpo que esperaba ver envejecer con el mío”). Después vendría la enfermedad irreversible que le dio tiempo a reconsiderar su postura y despedirse de seres queridos… Terenci y Enric volvieron a encontrarse en la aséptica habitación de un hospital. Después del deceso Enric se negó a hacer declaraciones dejando para la posteridad una despedida que se publicó en “El País”: 

Terenci:

He salido a la terraza para respirar el aire fresco de la mañana al saber que te has ido. Suenan unas campanas que yo sé que no son  para ti, pero su sonido me suena a espedida definitiva; quizá son mis campanas que te despiden.

Que raro que siente uno.

Nos mentimos hace tan poco tiempo… sabiendo los dos que nos mentíamos. < “ L´harem” es una exposición que tenemos que ir a ver”>, te mentí, y los dos sabíamos que no lo verías, que ya no quedaba tiempo para exposiciones, que casi no te quedaba tiempo para nada… excepto para escribir… El teclado te daba mas aire que el oxigeno que llevabas incorporado, ¡ cuatro horas de aire de aire tecleado aquella mañana!. Y por la tarde, entre tu y yo, unas risas, sinceras, y muy pocos recuerdos, sólo los imprescindibles para otras risas. Risas suaves, las que tus pulmones te permitían.

Atardecía, quisimos ver el horizonte en tu doble ventana.

Anocheció.

Los dos sabíamos que había sido nuestra última tarde. 

Juan Ramón Iborra publicó la carta en “Detrás del arco iris. En busca de Terencí Moix” (Planeta) y una entrevista a Enric que a éste disgusto porque en definitiva se usaron tres páginas para decir que no quería decir nada. Ahora… 

-          Paso muy malas noches…no tengo sueño. Tomo Orfidal.  

Al interesarme por cuando empezó, esboza una sonrisa sin alegría para decirme: 

-          No tenia nunca problemas de sueño porque podía dormir en cualquier parte. Pero cuando tuve la depresión… es una de las secuencias que me quedó. La depresión vino con la muerte de mi sobrino y la separación con Moix. Fueron una serie de cosas y mi cabeza explotó … me hicieron una cura de sueño y estuve dos años en tratamiento y me fue muy bien porque no he tenido nunca mas una depresión.

-          Yo también – intercede Christine – me separe ¿lo sabias?

-          No. 

     -   Estaba trabajando en la empresa Ferrer, en la sala Starlets… 

Los dejo hablando. Creo que están mejor así: tienen un pasado para visitar en el que no estoy invitado. 

PIERROT EN EGIPTO

Francina, mi hermana, deduce que para escribir sobre Terenci Moix nada mejor que ir a Egipto. Así que estamos, - previo vuelo en Egyptair – en el Hotel Continental – Pyramis Park -, en El Cairo. Terenci argumentaba que los que van a Egipto vuelven cambiados. Como poseídos por el misterio o la maldición faraónica. Cuando me recupere lo contaré.

 Siguiente capitulo

Quienes vivieron aquella época y que de algún modo fueron visibles en espectáculos y personas que también tuvieron contacto con el autor, pueden ponerse en contacto y narrarle sus anécdotas.  

(Contacto: soypierrot@telefonica.net )

(Edición  “Memorias Trans”)

Comenta éste reporte ( indica en el titulo de que Bio estas hablando)

 
  © Carla Antonelli. 2003