P o r t a l  d e  i n f o r m a c i ó n  t r a n s e x u a l
 
       
 

Madre, y su hija transexual vuelven a dormir en la calle "No quiero volver a un albergue de hombres"

Compartir Compartir en Facebook  Menea la noticia aquí Menea esta noticia

  SUSCRIBIRME A NOTICIAS DIARIO DIGITAL  

 

 

 

 

Madre e hija transexual en la calle. Adriana y su madre esperan la cita de servicios sociales para pedir un sitio donde dormir juntas. Sin dinero, no quieren que en los albergues las separen por cuestión de sexo, como ya ocurrió en marzo. 

Levante-. V. X. C. VALENCIA Han regresado a Valencia después de una estancia frustrada en Madrid. Hace tres meses Mari Paz Argüera y Adriana Turuelo -madre e hija paradas y sin recursos- pidieron ayuda ya que no podían dormir juntas en un albergue porque las separaban por cuestión de sexo. Adriana, de 24 años es transexual y en el DNI figura su nombre original: Juan Daniel. "No estoy dispuesta a que me vejen otra vez, no quiero volver a dormir en un albergue de hombres" manifestó ayer Adriana.

En marzo estuvieron pasando las noches al raso hasta que el Ayuntamiento de Valencia les pagó el billete a Madrid y la pensión. Fue una situación pasajera. En la capital de España apenas han podido sobrevivir con el subsidio de desempleo de la madre (poco más de 400 euros que ya no perciben).

"Intentamos empadronarnos en Madrid para percibir la ayuda social allí. La dueña de la habitación donde dormíamos nos pidió 200 euros por arreglarnos el padrón en su casa". Sin dinero no pudieron hacer nada y por ese motivo regresaron a su ciudad de origen, donde están empadronadas.

Según Adriana, al llegar el viernes a Valencia les robaron todo lo que tenían y vuelven a estar en la calle. Sin dinero para pensión y a la espera de ser atendidas por la asistencia social municipal que les ha dado cita para el 21 de junio.

Adriana pide más celeridad para conseguir esa entrevista . "Mi madre busca trabajo, ella ha cuidado a ancianos y yo he trabajado de teleoperadora y de dependienta en un sex shop. Pero, ¿cómo vamos a pedir trabajo en los próximos días si no tenemos dónde asearnos y descansar?" se preguntó Adriana. 

"Es una tortura"

La joven transexual afirma que no reciben ayuda de sus familiares (abuelos y hermana) desde el día que explicó que se sentía mujer. "Es una tortura. No nacer mujer ha sido el peor castigo de mi vida". Mientras esperan el auxilio de la administración duermen en los alrededores de la estación de autobuses de Valencia. 

Este Diario es un PERIÓDICO DIGITAL DE NOTICIAS, las cuales reproducimos -ya sean bien de agencias, comunicados de colectivos u otras fuentes- aparte de propias redacciones originales. La información que aquí se publica se realiza en aras de la libertad de expresión y del conocimiento. Independientemente de que se este de acuerdo con ellas o no, siempre prevalece el derecho a la información. En la Red desde el año 2.000.

                            Hemeroteca de noticias ordenadas por meses y años

 

   

C. A. 15-06-2010 Comenta esta noticia ( indica en el titulo de que noticia estas hablando)

 
  © Carla Antonelli. 2010

Free counter and web stats