Decano Información LGTB en Red desde el 2000  
       
 ,
Denuncian torturas a transexuales y gays en prisiones de Camaguey, en la isla de Cuba

 

  SUSCRIBIRME A NOTICIAS DIARIO DIGITAL 

 

 

Desde la prisión provincial de Cerámica Roja, en Camaguey, al oriente de Cuba, informa el preso Rolando Castro Sánchez sobre los maltratos a que son sometidos los presos homosexuales y, particularmente, las travestis.

Web CubaNet-. Asegura Castro Sánchez que estas personas son tratadas como animales, recibiendo todo tipo de maltratos y desprecios, torturas y golpizas, por parte de los funcionarios de orden interior en la prisión. Asegura también que algunos de estos presos llegan a ser asesinados por el solo hecho de su identidad  sexual.

“Los obligan a que se vistan como hombres, les quitan todas sus prendas de vestir y se las botan; los ofenden, diciéndoles maricones asquerosos, que debían haberse muertos antes de haber nacido, y que Mariela, la hija de Raúl Castro, es otra ‘invertida’ que les permite hacer esas cosas”, refiere la fuente.

Sostiene igualmente el preso Rolando Castro que: “Los funcionarios del orden interior, con el conocimiento de los jefes de las prisiones, cometen a diario abusos contra los travestis en las prisiones Cerámica Roja, Kilo 7 y la 26, todas en Camaguey”.

Según él, en la prisión Kilo 7, el jefe de grupo, Fidel, más conocido como El Pelicolorado, sorprendió con su pareja al travesti que llaman Marisol, de 18 años de edad, de raza negra, y lo condujo para una celda de castigo, donde le propinaron un golpiza tan severa que lo dejaron casi muerto. En esas condiciones lo esposaron de la reja, en la celda, le quitaron la ropa, y le introdujeron por el ano una tonfa, lo que provocó que tuviera que ser ingresado, en estado grave, por 16 días, en el Hospital Amalia Simoní, de la ciudad de Camagüey.

En esta misma prisión, en el destacamento 6, el jefe de grupo, Manuel, más conocido como El Bizco, luego que sorprendió con su pareja a un travesti de 20 años, conocido como Katy y también negro, lo llevó para la celda de castigo y, después de propinarle una golpiza que lo dejó sin conocimiento, le quitó toda la ropa y, con un tabaco encendido, le quemó los glúteos.

En el destacamento tres, el jefe de orden interior conocido como Yelier, quitó al travesti Cintia, de 22 años y también negro, todas sus pertenecías de vestir  y se las rompió. Cuando, con una cuchilla de afeitar, trataba de romper una falda que tenía puesta el joven, le ocasionó una herida de 10 puntos en el glúteo izquierdo.

En el destacamento diez, el segundo jefe de orden interior, Zayas, atrapó al travesti Madona, de 21 años, acostado con su amigo, el travesti Marlen, de 25 años. Se llevó a los dos para la celda de castigo y, junto a 7 funcionarios del orden interior, los obligaron a que se besaran mientras se burlaban, y después, a beber de un cubo de orine.

En el destacamento cinco, el jefe de grupo, conocido como El Pelicolorado, paseó desnudo por todo el penal al travesti que se hace llamar Daniela, de 27 años, negro también, y lo llevó para la celda de castigo, donde le propinó una golpiza y lo obligó a que metiera la mano en el turco, sacara excrementos y se los comiera. Después, lo obligó a ir por todos los destacamentos desnudo y embarrado de excremento, para que -según dijo el oficial- los otros presos vieran que “es un maricón asqueroso y que le gusta comer mierda”.

En otra ocasión, el ‘reeducador’ Freddy llevó a Daniela para la celda de castigo, lo golpeó, esposado de pies y manos, y le azuzó a un perro pastor alemán, sin bozal, que lo mordió en las nalgas y el muslo izquierdo.

El jefe de grupo conocido por El Bizco, sorprendió con su pareja al travesti Malú, en el destacamento 10, cubículo 20. Después de propinarle una golpiza, él junto a cinco guardias, lo obligaron a lamer el pene de un perro pastor alemán.

El miércoles 25 de enero, en la prisión Cerámica Roja, fue víctima de una golpiza a palos y puñetazos el travesti conocido por María, de 18 años, el motivo sólo hecho fue que reclamó al reeducador Peña que le devolviera las prendas de vestir que le habían quitado. Después de la golpiza, el reeducador amenazó con “matarlo como a un perro.”

“Así son tratados los travestis en las prisiones cubanas. Mariela Castro debiera visitar las cárceles sin previo aviso, y proteger a estas personas”, concluyó la fuente.

Este Diario es un PERIÓDICO DIGITAL DE NOTICIAS, las cuales reproducimos -ya sean bien de agencias, comunicados de colectivos u otras fuentes- aparte de propias redacciones originales. La información que aquí se publica se realiza en aras de la libertad de expresión y del conocimiento. Independientemente de que se este de acuerdo con ellas o no, siempre prevalece el derecho a la información. En la Red desde el año 2.000.

                            Hemeroteca de noticias ordenadas por meses y años

 

   

C. A. 09-04-2012 Comenta esta noticia ( indica en el titulo de que noticia estas hablando)

 
  © Carla Antonelli. 2010

Free counter and web stats