P o r t a l  d e  i n f o r m a c i ó n  t r a n s e x u a l
 
       
 

 <Memorias Trans 2º> Por Pierrot

BARCELONA DE NOCHE 1978. 

 

 

Prohibida la reproducción total o parcial de ésta sección, material grafico o texto, sin autorización expresa del autor. © y mención de este Diario Digital. Así mismo este Medio no se hace responsable de las opiniones expresadas por los entrevistados o en la narrativa, y el hecho de publicar las mismas no significa que esté de acuerdo con ellas.

Memorias Trans-2: capítulos anteriores:  - - - -  -

 

CAPITULO 6 (DIEZ AÑOS SIN MADAME ARTHUR) (2) EL MITO 

En 1978 voy al “Barcelona de Noche” y me ofrecen, tras la prueba correspondiente, entrar a formar parte del espectáculo que en aquel momento se llamaba “Gay Story”. La compañía estaba integrada por Lidian, Watussi, Ninon de Valois, Elianne, Henri Berner, Bianca Fox, Alfredo Kier y de súper vedette Christine. La revista “Guía del Ocio” (nº 34 Julio de 1978) me dedicó  un  reportaje sobre “el hecho diferencial” que comparto y del que te ofrezco un fragmento:  

“Desde hace pocos días  (o pocas noches), el espectáculo del Barcelona e Noche cuenta con un nuevo presentador: Pierrot. ¿Y quién es Pierrot? El mismo nos lo cuenta en uno de los números de Gay Story. Soy una mezcla de Marlene / de Fregolí, de Chevalier / de Marilyn y de Charlot… naturalmente esta mezcla lleva también el aditivo típico de la casa, tal como ya se explica: Al revés de lo que dice la historia, yo no lloré porque me abandonara Colombina, sino porque no me amaba el Arlequín…”

(…)  hay que señalar como Pierrot, aunque engarzado en un espectáculo en marcha, con unos números concretos, va dándole un cambio al show. Hay dos factores principales: la utilización de un lenguaje muy coloquial, familiar, debido a que él es catalán, tras tantos presentadores que no lo eran (Monsieur Arthur es salmantino arraigado a lo geográfico, pero es folklórico –español, y Pavlovsky, Nikol y Kier son argentinos)…” 

Que me permito rematar con lo escrito por el periodista Julián Peiró  en el periódico Catalunya Express (19 de Julio de 1978): 

“(Pierrot) va a meterse el lunes en el estudio de grabación para poner en marcha su prime r L.P. que si el tiempo y la autoridad no lo impiden, se titulará Soy homosexual, (terminó llamándose “El rey de los travestís”) y  que es una reivindicación del mundo gay. Diez canciones en las que, a pesar de todo, no faltará el humor, como en el tema Soy gay, que dice Pierrot: Aunque lo que voy contando es real, la música es un tango y lo digo de una manera tan desenfadada que cada uno se lo puede tomar como quiera. Yo soy gay/ y ahora resulta / que es la moda… - apunta la letra en la que hay una alusión al hoy popular Ocaña. Desde el Ocaña a la flor de un día / todos  proclaman su cachondería…” 

Y termino con el artículo  firmado por X, Carles: 

Sigo pensando que Pierrot es un ser polifacético cargado de personalidad y que noche a noche, cuando cruza la calle de las Tapias en dirección a Barcelona de Noche lleva en su mente toda una carga de buen humor y ganas de ir escalando los difíciles peldaños del mundo del espectáculo.” 

En el restaurante del mítico Café Español del Paralelo voy encontrándome con Madame Arthur con el que quiero volver a trabajar en el local de sus grandes éxitos, pero no lo conseguiré hasta que no cambien de dirección y vuelva yo triunfante de Madrid. Arthur, consciente, pero no resignado,  de que su mejor época ha pasado, me entrega “las llaves del arte” en una de sus divertidas pantomimas teniendo de testigo al cantante y muy querido Henry Berner.  

PIERROT EN EL BARCELONA DE NOCHE 

Uno de los acontecimientos del mundo trans fue en 1978 cuando la revista “Lib” nos dedico un libro (“El libro de los travestis”) dedicado a Bibí Anderson, Nicol, Angie von Pritt, Pavlovsky, Pierrot, Paco España, Christine y Madame Arthur en la que ésta diría: 

  Comencé la vida de travestí a los quince años. Me marché de  mi casa con un circo. A los dieciséis debuté con Celia Gámez, como “boy”, en las primeras Leandras. A los veintidós años pisé lo que hoy es el Maxim´s de Paris, el “Carrol” que era de dos lesbianas. Terminé mi campaña en París, hice una trouppe con el Carrousel, donde conocí a Coccinelle, a Bambi, a Capucine, a las grandes  figuras del travesti internacional. Pasé a Alemania, al cabaret mas famoso de travestís, “Genoux” de Berlín. Volví a España y conocí a uno de los mejores travestís que han pisado España, mademoiselle Josephine, danesa, hoy consagrada por la prensa mundial como una de las figuras más impresionantes del mundo del music-hall. 

  Lo que sigue, creo que ya es conocido por LIB. Soy en este momento, es decir, sigo siendo, primera figura del travestismo en el país. Hasta hace muy  poco estuve trabajando con unas de las compañías más grandes que aquí actúan. (Incógnito). Y hoy me encuentro en Barcelona trabajando en el cabaret Bagdad, en donde se reconoce toda mi trayectoria, y como pedís escuchar en mi presentación, se me anuncia como “mito viviente”. 

No me arrepiento de nada. Todo lo que he hecho fue con conocimiento de causa.  

Madame Arthur en el Gay Club de Madrid con Yeda Brawm y Pierrot

El 16 de Mayo de 1978 la sala Gay Club de Madrid entregan los premios Super Gay a los más populares, los premiados son Pavlovsky, Paco España, Yeda Brown, Lucrecia, Pierrot y Madame Arthur que visita la capital de España que no habia vuelto a visitar desde su entrada en la sala Gambrinus de Barcelona y donde fue agasajado por fans y admiradores en una velada en la que todos nos sentimos estrellas  del universo.  Jaime Palau escribe en la revista Garbo ( Nº 1361. 30 Mayo ) sobre la fiesta: 

La fiesta contó con los más destacados gays del pais. Madame Arthur, autentico (ca) iniciador  de gays en el mundo del espectáculo, se trasladó especialmente desde Barcelona , donde reside, para estar presente en la fiesta. Lo mismo hizo otro de los grandes: Pierrot quién a sus indiscutibles dotes artísticos y dominio de escena  agrega  la inteligencia y la cultura, todo lo cual obliga a pensar que tras Pierrot hay un artista redondo. Otro súper del ambiente, Pavlovsky que agradeció su premio con tal sensatez que nos dejó a todos pensando que en el mundo gay no sólo hay <cachondeo> sino que también hay cultura, artistas y seres humanos que merecen  todo nuestro respeto y admiración.  

En Enero de 1979 la dirección del “Barcelona de Noche” me ofrece ir a presentar el espectáculo del “Gay Club” de Madrid. Y el día 18 me estreno en el famoso Cabaret de Paseo del Prado.  

Estando M. Arthur trabajando en la sala de fiestas Camelot de Barcelona, (Mayo 1979)   la revista Party (Num. 107),  le dedicaba una doble página con el titulo “La reina del Music Hall internacional Madame Arthur” firmado por el excelente fotógrafo Banus March de la que rescato las siguientes declaraciones, (dejo para el lector perspicaz como M. Arthur va coloreando su propia biografía):

- Yo empecé a los 12 años, y ahora voy a cumplir 56, fíjate si llevo tiempo, y siempre como primera figura. Yo estrené “las Leandras” con Celia Gámez en Madrid. ¡Qué éxito!, aquello si que era teatro de verdad… luego hice varias películas, la primera versión de <Marianela>, < El cura de la aldea>, < Camino del amor>, < Sierra maldita>… pero lo mío es el cabaret, aquí con el publico cantando, dialogando con esa gente tan maravillosa que viene a verme. Últimamente me ofrecieron hacer < Furia española>, pero lo rechacé, yo para hacer cine, ahora, tiene que ser con papeles que me den categoría, sino prefiero no hacerlo.

- Me acuerdo de cuando se murieron mis padres, yo tenía 20 años, y allí estaba (en Salamanca) vestida de chico, presidiendo el duelo junto a mi hermana, y la gente comentando < que belleza, que hermosura, será hombre, será mujer…>. Salamanca entera cerró tres horas. Y la gente siempre mirándome y comentando, porque yo nunca he querido ocultar lo que soy ni lo que he sido, pero también puedo decir que nunca hice la prostitución, a pesar de mi hermosura, muchos me han ido detrás, pero yo nada. Nadie se ha enterado de mis amores. A los doce años me enamoré por primera vez, del mejor trapecista del mundo. Después me fui a hacer la mili a Valladolid, y allí me enamoré del conde T., luego los más famosos, los mas ricos del mundo entero han ido detrás mío, pero yo he sabido ser muy discreta, nunca me he pavoneado de mis conquistas, todos te dirán siempre que no me conocen amores, que nunca me han visto con nadie… porque la discreción, en los ambientes en los que me movía, de aristocracia internacional, es muy importante.  

MADAME ARTHUR

- Nadie sabe lo que yo he sufrido. Me acuerdo de cuando se quemó la calle de las Tapias, (se refiere a la sala de fiestas “Barcelona de Noche”) más de 70 personas murieron, y también se quemo mi apartamento, en la misma época. ¡Que mal lo pasé! Me llamaban “la colosa en llamas”. Me acuerdo de que yo iba por la calle ida, por el dolor. Y la gente decía que si yo me emborrachaba, que si fumaba porros… fíjate, cuando yo lo único que tenía era una tristeza terrible. Yo, guapísima, por la calle, toda vestida de negro, la gente mirándome, y yo como ida, el dolor que yo tenía entonces…

- Estaba yo actuando en Alicante, y un señor me dijo: < Que fea eres, pero qué guapa al mismo tiempo, no tendrías que morirte nunca, toma > y me tiró un encendedor de Cartier. Y yo dije, no me conformo con uno, quiero uno para cada día de la semana y los otros señores que estaban en la mesa me tiraron sus Cartiers. Doce que tengo ahora, todos guardados en el banco. Sí, he ganado mucho dinero, pero también he trabajado mucho, siempre en el espectáculo, cada noche con  mí publico, y eso que antes pagaban muy mal, ahora es cuando se empieza a valorar el trabajo de un artista, antes no lo tenían en cuenta y te daban muy poco. Pero he sabido ahorrar, y dentro de unos años me retiraré, a mi casa, al palacio de mis padres en Salamanca. (…) Ahora he vuelto y la critica de allí, dijo: < La sobriedad de su tierra hecha arte>. Y Salamanca entera estuvo para ver aquel mito viviente que tanto habían despreciado. Pero yo no guardo rencor a nadie, soy ante todo un ser humano. Un a vez me metieron en la cárcel  por defender a un travestí amigo mío. Que drama. Yo tan guapa, allí en la cárcel. Al final el médico me ayudó y me pusieron  en la enfermería, porque si no imagínate… yo en un a galería con  tantos hombres… hubiera sido terrible. Ahora estas cosas no pasan, los transformistas y los travestís están de moda, por todas partes te los encuentras, hay algunos guapísimos, pero hay otros… en fin que más les valdría no salir de sus casas. Pero ahora la gente está acostumbrada, estas cosas empiezan a ser normales, pero cuando yo empecé, era un escándalo, nadie te admitía, tan sólo los que sabían apreciar el arte. Y ahora hay muchos que pretenden hacer creer a la gente que siempre han sido mujeres. ¡Que vergüenza!, la Bibi diciendo por ahí que siempre ha sido mujer, cuando toda Barcelona está cansada de verle el Pito. ¿Y Amanda Lear?, si hasta será capaz de hacer creer a la gente que va a tener un hijo. ¡Qué va a tener! Yo trabajé con ella en Alemania cuando se llamaba Pequi de Oslo, estábamos juntas en el mismo camerino, y era un hombre, y tanto que lo era, pero ahora se avergüenza de su pasado, se opera y va y se casa con  otro hombre. Pero a la gente no la puede engañar, cómo la va a engañar si ha pasado tantos años trabajando en cabarets y haciendo strip-tease. Que el público no es tonto. 

MADAME ARTHUR

-   Hubo una época en que todo el Paralelo estaba lleno de mis caricaturas, estuve muchos años trabajando allí, de un  local a otro, pero siempre en el mismo barrio, y la gente me conoce, me para por la calle, me pide autógrafos. Es como si estuviese en casa, de los años que llevo trabajando allí...

En Diciembre de 1980 la dirección del Barcelona de Noche vuelve a reclamarme para presentar un nuevo espectáculo. Dejó el Gay Club de Madrid y regreso al cabaret de la Ciudad Condal.

El periodista  M.P. Quintanilla escribiría en  Mundo Diario (23 de Diciembre 1980)  y bajo el titular; “Un <Tapias Street> para Pierrot”,  el debut: 

“Puedo adelantar que fue un estreno en toda la plenitud de la palabra, entre otras cosas porque estaba lleno a rebosar – sin duda el hecho de que fuera sábado influyó lo suyo, pero, no por eso iba a ser menos importante esta primera noche barcelonesa de Pierrot que, uno a uno, fue presentando e interviniendo en los números de esta revista <Tapias Street>”.

“< Lo que he comenzado a hacer ahora es un espectáculo de una duración ínfima, me aseguro el showman. En realidad es algo así como un recordatorio de todas las grandes estrellas que han pasado por aquí, por Barcelona de Noche, por “Tapias Street”>.

(…) < Yo por mi parte he ido dejando paulatinamente los trajes de plumas, procuro apartarme del espectacular boato revisteril salvo que sea necesario y especifico para un número determinado…>

“Y la verdad es que Pierrot utiliza lo justo las transformaciones. Va de presentador que se mete con el personal, de cantante serio y reivindicativo y, eso sí, de vez en cuando, se lo monta de emperifollamiento y transhumorismo”.

“Nada mas empezar y tomar la palabra para disculparse de los posible cortes e improvisaciones, alguien cortó sus palabras desde el publico: < y el nerviosismo también juega su papel…>, era Madame  Arthur que no faltó como espectador al debut de Pierrot con quien compartirá pista como artista invitado a partir de primeros de año.”

“En el transcurso de la revista van apareciendo personajes como <La Coña Pirula>, un esperpento recreado en la ridiculización de la cantante de ópera y sus tradicionales gorgoritos; la <Mariquita Cantimplora> es uno de los personajes de Pierrot, tras él aparece Tina en plan mujer para iniciar el < Como yo te amo>, en una improvisada mesa de camerino se va desmaquillando para terminar cantando el mismo tema en plan Raphael: dos versiones  para un solo y cambiante personaje”.

(…)

“Sin duda, lo que si sigue siendo una de las máximas atracciones de Barcelona de Noche es Christine. Ya la conocen, no necesita presentación, y menos cuando hace de hawaiana bajando en silla de mimbre desde las alturas…”

“El camino de Barcelona de Noche comienza a entrar en un nuevo año, de momento solo les falta Madame Arthur, la Tula.”

Capitulo Siguiente

(Contacto: soypierrot@hotmail.com )

Capítulos de "Memorias del Espectáculo": -- - 4º - - - -

(Edición  “Memorias Trans 1º ”)

Comenta éste reporte ( indica en el titulo de que Bio estas hablando)

 
  © Carla Antonelli. 2003
  Free counter and web stats