P o r t a l  d e  i n f o r m a c i ó n  t r a n s e x u a l
 
       
 

"Travestís" <Memorias Trans 2º> Por Pierrot

EL ESPECTÁCULO DE MARQUESA, DAVID VILCHES Y VICENT 

 

 

Prohibida la reproducción total o parcial de ésta sección, material grafico o texto, sin autorización expresa del autor. © y mención de este Diario Digital. Así mismo este Medio no se hace responsable de las opiniones expresadas por los entrevistados o en la narrativa, y el hecho de publicar las mismas no significa que esté de acuerdo con ellas.

Memorias Trans-2, capítulos anteriores:     - -

AUFIDESEN BERLIN / CAPITULO 4º 

(Viene del capitulo anterior)

 

Estamos en el  Restaurante El Toro Negro de Berlín, David Vilches esta rememorando su estancia en la sala de fiestas Gay Club de Madrid:

-          En el Gay Club estuve un  año y pico. Me fui de tornee con la Marquesa… 

En una época Marquesa fue muy popular. ¿Qué fue de ella?

-          Vive en Brasil, es una persona muy respetada…  cuando su padre, que era riquísimo, murió, lo heredó ella y su hermana… Marquesa le dio todos los poderes a su hermana y ésta se lo quedo todo, pero al final todo se arregló. Fue una de las mejores travestís; cantaba en directo y hablaba cuatro o cinco idiomas, era una cómica maravillosa. Después del Gay Club de Madrid fue  al Carrusel de Paris con gran éxito, allí la conocí nos hicimos amigos, motamos un grupo y empezamos una tournée.

MARQUESSA LOLA FLORES  Y DAVID VILCHES   

¿Cómo fue que fueses a parar a Berlín?

-          Gracias a unos representantes llamados Vaquero y Chan. Nos llevaba a la Marquesa  y a mí y un día nos manda a Valladolid; le dijimos que no alternábamos y cuando llegamos allí y terminamos la actuación viene la dueña y nos dice; < David, tienes que ir aquella habitación de allí…>, y pregunto < ¿Para qué? >. 

Manel apunta: < Para cambiar las bombillas>.

-          < Un señor te invita a una botella de champaña >, me dice y le contesto; < Yo no bebo alcohol >  Y nos despidió porque el Vaquero le había dicho que alternábamos.   Discutí con el representante y me dijo que nos había vendido para actuar en la sala Pulverfass de Hamburgo. Le dije que no sabia alemán y que no iba, pero él ya había mandado nuestras fotos a otra sala de Hamburgo, Hollywood, y el empresario de allí dijo que o íbamos o Vaquero y Chan no podrían mandar mas artistas. Total que fuimos. Era durante las Olimpiadas de 1978. El local era enorme, pero como era nuevo la gente iba pero no se llenaba. El Equipo era Marquesa, Vicent, yo y cinco travestís... uno era Tino, un transformista que Valencia que adoraba, era un cómico maravilloso, pero era la persona mas triste que conoci;  le han pasaron tantas mierdas: le robaron, le atracaron, solo tenia de familia a un hermano que no lo  quería ver… a los quince días de estar trabajando llegamos y la sala y estaba cerrada. El contrato era para tres meses y nos habíamos empeñado con el vestuario en pagarlo a plazos, así que no teníamos dinero ahorrado para poder enfrentarnos a los gastos de la pensión o de comer. El Vicent le pidió al director de la revista “Him”, que nos había entrevistado y con el que se había liado, un préstamo de cinco mil marcos y se fue a Barcelona y no volví a verle más.

ARTISTAS DEL PULVERFASS 

Unos nos reímos y otros aplauden. David sigue:

-          Con 10 marcos comprábamos pollo y en la habitación de la Pensión – que no se podía cocinar – lo hervíamos sacábamos la carne y poníamos espaguetis; por la noche nos comíamos la carne y los perros que llevábamos escondidos, porque tampoco se podían tener, comian los huesos. Un día estábamos durmiendo y la Pensión se llenó de policías. Resulta que una travestí que iba con nosotros se había ido a unos almacenes y había robado abrigos de pieles, perfumes… total que se la llevaron. Salimos en todos los periódicos. Un día nos llama una francesa que quería contratarnos. Nos vestimos con todo lujo y nos vamos a la  sala. En la puerta vimos unos fotos que nos llamaron la atención por lo raras; una mujer gorda…

DAVID VILCHES MORDIENDO A COCCINELLE

<Yo no he trabajado en Hamburgo > corta Manel siempre dispuesto a animar la velada.

- … unos enanos – sigue David -  pero con poses muy raras. La encargada nos puso champaña y dijo que antes de hablar mirásemos el espectáculo. Empieza anunciando a Al Capone, se abre la cortina y esta una mujer desnuda sobre un sofá, con una botella de champaña que  tras pasársela por las piernas se la introduce directamente en el sexo, a un lado un travestí que coge a un pigmeo  lo pone sobre una mesa y le baja los pantalones dejando al aire un  pene que medía más que él y empieza a chupárselo… en un pozo había una mujer, salen cuatro tíos y van dándole vueltas mientras uno por uno se la van colocando… yo pensé ¿ y qué querrán de nosotros? Tal vez que entre número y número porno salgamos a cantar… al terminar vino la encargada  y me pregunta en francés algo que no entiendo y que yo pienso que si es que tipo de espectáculo hago;  Marquesa me aclara que me pregunta como es mi pene y que para lo que me quiere es para que sea uno de los que están en el pozo tirándose a la chica. Tardamos menos de diez minutos en estar en la calle.

La situación era tan precaria que Marquesa decidió hacer la carrera para tener dinero para comer. Como teníamos miedo que le pasase algo el Tino y yo fuimos con ella a vigilarla. Cuando tenía el dinero necesario nos íbamos a la Pensión. Un día le dije a Tino; < A mi me da mucha vergüenza que la Marquesa haga esto por dinero, vamos a hacerlo nosotros también y ayudamos>. Fuimos a un local que había mucha gente mayor y cuatro o cinco chicos jóvenes. Tino y yo nos sentamos. Lo único que había aprendido a decir en alemán era; “ cien marcos”. Cada vez que se dirigían a mi les decía lo mismo; cien marcos. Uno que era francés me dijo; < vale>. Cogimos un taxi y fuimos a su apartamento dónde el no vivía, - era un hombre de negocios -, y solo iba a dormir. El le dio los cien marcos al taxista y le dijo que se esperase. Llegamos a su apartamento y una vez allí saca una chorra de goma de cómo medio metro, algo enorme, yo nunca había visto algo así. Y me dice que se la ponga dentro. Ni me tocó; solo quería que se la metiese dentro. Como vio mi aprensión saco una botellita que hacia un olor horrible, ( después me enteraría que era poppers)  y empezó a inhalarlo, yo creía que quería envenenarme. Hice de tripas corazón y le complací. Tan pronto terminé me bajé a la calle y el taxista no estaba.

Volví al apartamento  y le digo que el taxi no estaba esperándome. Me dijo que me esperase y fue a vestirse al baño, momento que aproveche para coger un reloj      que estaba junto al televisor pensando que si me mentía tendría algo de él. Sale el tío y me dice que yo había visto que le había dado los cien marcos al taxista para que me los diese y me enseña la cartera para que viese que no tenia mas dinero, me dice que ira al día siguiente el local donde nos habíamos encontrado y me  los daría y, para demostrarme que era sincero, me daría un reloj suyo para que se lo devolviese mañana al pagarme…yo tenía el reloj en el bolsillo… quería desmayarme … y entonces él se levanta la manga de la camisa y me enseña otro reloj que llevaba, se lo quita y me lo da. Salí disparado. Cuando llegué a la Pensión estaba Marquesa muy preocupada por mi tardanza y le conté que lo había echo para sacar dinero y ayudarla. De los nervios no pude dormir.

DAVID VILCHES EN EL PLAY GIL

Nos relajamos y hablamos del espectáculo trans hoy. David Vilches recuerda que en uno de sus viajes a Barcelona asistió al espectáculo que ofreció el restaurante Diva de Barcelona:

-          Fuimos a comer allí, las comidas tenían nombre de operas. Los artistas eran dos muy canijos, que con el mismo traje hacían de Liza Minelli la no sé qué…que no sabían hacer ni el play back.

- Pues empezaron muy bien – recuerda Lucia - . Es que hoy los locales son demasiado pequeños para tener un espectáculo como Dios manda y no da beneficios. Tiene que haber una revolución  a nivel de lo que es el concepto del espectáculo, porque la gente que lo veía  tal como estaba entendido se esta haciendo mayor y se esta muriendo. La nueva juventud que sube no conoce lo que se hacia….

MANEL DALGÓ MAQUILLANDOSE 

Manel Dalgó puntualiza: 

   - El “Chez Nous” lleva haciendo giras treinta y siete años y hace cuestión   de cinco años para atrás, los intendentes, los empresarios de toda la vida, donde el “Chez Nous” había ido una o dos veces por tournée  pues estos empresarios se han retirado y han entrado unos nuevos. Cuando  “Chez Nous” llamaba para que lo contrataran el nuevo empresario quería algo nuevo y como no conocía ni su profesionalidad ni su historia querían algo nuevo y esto era la Pepa  cantando Mi Jaca cabeza abajo, por decir algo, y era el publico quien pedía por nosotros pero los nuevos empresarios preferían seguir con sus novedades que no dieron resultado. También han salido grupos a patadas y han preferido pagar menos menospreciando la profesionalidad porque, evidentemente el coste del “ Chez Nous” con la categoría de sus artistas, los montajes y la puesta en el escena no es el mismo de tres transformistas haciendo play baks a pelo… pero eran mas baratos, claro, y los nuevos empresarios preferían  probar…  

David Vilches asiente y matiza:

- Saturaron al publico con mediocridades Con los sexy boys pasó igual, cualquiera se desnudaba;  en los últimos años se desnudaban se colgaban  frutas en los cuerpos y las chicas se los cominan o hacían de masajistas, las chicas se tumbaban y ellos las manoseaban, no había nada de espectáculo y menos de arte… lo mismo pasó con los show de travestís, cualquiera se ponía una peluca y dejaron de apreciar nuestro trabajo.

ARTISTAS DEL CHEZ NOUS

Una nueva ronda de copas y la conversación va saltando de tema en tema, leamos algunos ejemplos:

 

-          ¿Sabes que el primer disco que grabó Julio Iglesias fue aquí en Berlín ? – me pregunta Manel

 

-          Pues no. ¿Cantando en español?

 

-           No, en alemán, que le pegaba cada patada al idioma que  te “cangas”.  Tendrías que comprarte un casete digital…

 

Que es digestivo – puntualiza David.

 

-          Camarero ¿ puede traer la cuenta que estos cuatro se van ¿la señora ( por la madre de Manel) se queda conmigo – digo por toda respuesta.

 

-          ¿Te conté que trabajé en la discoteca Metro de Barcelona? – me pregunta David y como le digo que no sigue - : Fui de vacaciones a Barcelona y estuvimos cenando el  restaurante el Racó del Arnau con Ana Lupez y me dijo si quería ir a cantar… el dueño de “Metro” me llamó para actuar allí, le dije que sí y que me mandara el contrato… total que estando en el Racó del Arnau me dijeron que actuaba … lo presentaba Tony Arroyo que hacia de Carmen Sevilla.

 

-          ¿Recuerdas que la Mery hace un número de una estrella mayor y que canta “La Estrella”… ?

 

-          Es una canción de la Shirley McLaine.

 

-          No, es una canción de Pierrot que la hizo para La Tula ( Madame Arthur) –  certifica Manel y, claro, le doy la razón. 

    Y cada uno vamos aportando nuestros recuerdos que componen una historia deshilvanada llena de vida… de esta vida que es tan nuestra y que componen nuestro equipaje mientras hacemos camino al andar. Aufidensen Berlín. 

Siguiente capitulo

                    ESPECTACULO DEL CHEZ NOUS ESPECTACULO DEL CHEZ NOUS ESPECTACULO DEL CHEZ NOUS

(Contacto: soypierrot@hotmail.com )

Capítulos de "Memorias del Espectáculo": -- - 4º - - - -

(Edición  “Memorias Trans 1º ”)

Comenta éste reporte ( indica en el titulo de que Bio estas hablando)

 
  © Carla Antonelli. 2003